Iglesia Adventista del Séptimo Día
Iglesia Central de Tula de Allende, Hidalgo.

     

Menú

Ir a Ministerios


Enlaces WEB  

Conferencia Mundial 

 

Banner jovenes-cristianos.com

 Adventist News Network

logomus.gif (7872 bytes)

Links o Enlaces

Ministerio de la Mujer Conferencia Mundial 

Ministerior de la Mujer Unión Española

 

Ministerios de la Mujer

El Departamento "Ministerios de la Mujer" ha sido creado por la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, para elevar, animar y estimular a las damas adventistas en su diario caminar en el cumplimiento de su divina misión como discipulos del Señor Jesucristo y como miembros de su Iglesia mundial. 

Misión:
Nuestra misión es, en el más amplio sentido, la que es común a todos los cristianos: Enaltecer a Cristo en la familia, en la iglesia, en la comunidad y en el mundo. De forma más específica, somos llamadas para:
Reconocer a la mujer como persona de inestimable valor porque ella fue creada y redimida por Jesucristo.
Ayudar a la mujer a profundizar su fe, y a experimentar el crecimiento y la renovación espiritual.
Crear un vínculo, entre todas las mujeres de la iglesia mundial, para fomentar relaciones de amistad y apoyo mutuo así como la transmisión de ideas e informaciones.
Orientar a la joven mujer adventista, potenciando su desarrollo y creando medios para que ellas alcancen el máximo de su realización en Cristo.
Contemplar los intereses de las mujeres en un contexto multicultural y multiétnico.
Relacionar las perspectivas particulares de las mujeres con los problemas que afronta en la actualidad, la Iglesia en todo el mundo.
Descubrir medios de expansión para un dinámico servicio cristiano femenino.

Invitar a cada mujer adventista para que, haciendo uso de los talentos que le han sido otorgados, complemente los dados a otras mujeres y hombres, de forma que todos juntos, trabajemos en los objetivos de la Misión Global de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Visión

Enaltecer a Jesucristo al ayudar a las mujeres a descubrir y emplear sus dones en su liderazgo en su hogar, en la iglesia y en la comunidad. Capacitar a cada mujer para que se valore a si misma como un ser creado por Dios y descubrir su papel en la iglesia y en la sociedad.

Propósito
Inspirar a las mujeres a alcanzar su pleno potencial en Cristo; capacitándolas para que profundicen su vida espiritual y pongan su fe en acción al emplear sus dones su servicio, tomando así parte significativa en el apresuramiento del regreso de Jesús.

Reflexión

"Como mujer no podemos impartir lo que no poseemos, así que es vital que usted y yo nutramos una férrea pasión por la Palabra de Dios y su sabiduría en nuestros propios corazones. ¿Usted atesora su verdad, guardandola en su propio corazónes (Salmo 119:11)? ¿Invierte tiempo a diario vertiendola en su corazón y mente, y en los corazones y mentes de sus allegados? ¿Esta comprometida a colocar la Palabra de Dios en una posición reinante en su hogar y en la vida de su familia? ¿Que pasos esta tomando para asegurarse de tener tiempo fecuente para enseñar, leer, estudiar, compartir, memorizar, e incluso recitar la Biblia"
Una mujer conforme el corazón de Dios Elizabeth George

Objetivos. Este Ministerio se propone:

  1. Fomentar el crecimiento y la renovación espiritual entre las mujeres.
  2. Reafirmar el inestimable valor de la mujeres en virtud de su creación y redención.
  3. Colaborar en la capacitación de las mujeres para servir a la Iglesia, de modo que ofrezcan una visión femenina en sus asuntos.
  4. Ministrar a las muchas necesidades que las mujeres manifiestan a lo largo de la vida, presentando la debida atención a los aspectos multiculturales y multiétnicos.
  5. Unirse y cooperar con otros Departamentos especializados de la Iglesia para facilitar el ministerio de las mujeres y para las mujeres.
  6. Crear un espíritu solidario y de fraternidad entre las mujeres de la Iglesia mundial a fin de propiciar lazos de amistad y apoyo mutuo, así como el intercambio creativo de ideas e información.
  7. Guiar y alentar a las mujeres adventistas, creando las condiciones propicias para que se comprometan en las actividades de la Iglesia local a medida que alcanzan su potencial en Cristo.
  8. Encontrar medios y maneras para incentivar a las mujeres adventistas para que, a medida que colaboran hombro con hombro en la promoción de la Misión mundial de la Iglesia, utilicen sus dones para complementar los talentos de otros.

 


 

Consejos a las damas de la iglesia por Elena G. de White

La mujer cristiana es una dama. En sus labios está siempre la ley de la bondad. No pronuncia palabras apresuradas. El pronunciar palabras amables cuando estáis irritadas traerá la luz del sol a vuestro corazón y hará más suave vuestra senda. Cuando se le pidió a una escolar que diera una definición de la humildad, dijo: "Humildes son aquellos que dan respuestas suaves a las preguntas ásperas". Cristo dice: "Bienaventurados los mansos: porque ellos recibirán la tierra por heredad". Serán los súbditos adecuados del reino de los cielos, porque están dispuestos a ser enseñados (Review and Herald, 7-4-1904).

Cada mujer debiera desarrollar una mente bien equilibrada y un carácter puro, que refleje únicamente lo verdadero, lo bueno y lo bello. La esposa y madre puede unir a su corazón a su esposo e hijos mediante un amor inmutable, demostrado con palabras amables y un comportamiento cortés. La amabilidad es barata, pero tiene poder para suavizar las naturalezas que se volverían duras y ásperas sin ella. La amabilidad cristiana debiera reinar en cada hogar. El cultivo de una cortesía uniforme, una disposición de hacer a otros lo que quisiéramos que ellos nos hicieran, alejaría la mitad de los males de la vida (Signs of the Times, 15-8-1906).

Jesús, el amigo divino de la madre
Vuestro compasivo Redentor os observa con amor y simpatía, listo para oír vuestras oraciones y prestaros la ayuda que necesitáis. Conoce las cargas que pesan sobre el corazón de cada madre y es su mejor amigo en toda emergencia. Sus brazos eternos sostienen a la madre fiel y temerosa de Dios.

Cuando estuvo en la tierra tuvo una madre que luchó con la pobreza y sufrió muchas ansiedades y perplejidades, así que él simpatiza con toda madre cristiana en sus congojas y ansiedades. Aquel Salvador que emprendió un largo viaje con el propósito de aliviar el corazón ansioso de una mujer cuya hija era poseída de un mal espíritu, oirá las oraciones de la madre y bendecirá a sus hijos.

El que devolvió a la viuda su único hijo cuando era llevado a la sepultura se conmueve hoy ante la desgracia de la madre enlutada. El que derramó lágrimas de simpatía ante la tumba de Lázaro y devolvió a Marta y María su hermano sepultado; el que perdonó a María Magdalena; el que recordó a su madre mientras pendía de la cruz en su agonía; el que se apareció a las mujeres que lloraban y las hizo mensajeras suyas para difundir las primeras y gratas noticias de un Salvador resucitado, es hoy el mejor Amigo de la mujer y está dispuesto a ayudarle en todas las relaciones de la vida.

No hay obra que pueda igualarse a la de la madre cristiana. Esta asume su obra con el sentido de lo que significa criar a sois hijos en la disciplina y admonición del Señor. ¡Cuán a menudo le parecerá su carga más pesada de lo que puede llevar; y cuán precioso será entonces el privilegio de llevarlo todo en oración al Salvador que simpatiza con ella! Puede echar su carga a sus pies y hallar en su presencia una fuerza que la sostendrá 63 y le dará aliento, esperanza, valor y sabiduría en las horas más penosas. ¡Cuán dulce es para la madre agobiada saber que tiene un amigo tal en todas sus dificultades! Si las madres fueran a Cristo con más frecuencia y confiaran más plenamente en él, sus cargas serían más ligeras, y hallarían descanso para sus almas.

Basta una samaritana para convertir una ciudad
Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será este el Cristo?. Juan 4:28,29

Lo que no habían hecho los discípulos escogidos, los colaborados más intimos y especiales del Salvador —Pedro, Andrés, Felipe, Natanael…— lo hizo una mujer de corazón valiente, una mujer extranjera que apenas acababa de conocer a Jesús. Lo que ellos habían mantenido en secreto, esta mujer lo publicó inmediatamente. Y, lo que es aún más admirable, en lugar de las burlas, la indiferencia o la hostilidad que cabía esperar, los habitantes de Sicar prestaron oído al relato emocionante de la pecadora; se habían sentido ganados por la sinceridad de su cristianismo y ahora la pequeña ciudad se trasladaba en bloque para ver a Jesús.
Dios tiene necesidad de nosotros. Basta una samaritana para convertir una ciudad. Pero Dios necesita a esa samaritana. No lo puede hacer sin ella. A Dios le hacen falta los apóstoles para difundir el evangelio en el mundo. Esos apóstoles son los padres en el hogar, el estudiante en el colegio, el aprendiz en la fábrica, la costurera en su taller, el empleado en su oficina. Es ese cristiano que habla, que escribe, que lee, para contarle al mundo la alegría, el gozo y la paz que ha encontrado en Jesús. Es el cristiano que enseña a los demás a ilusionarse por el bien. Es el cristiano que hace a los demás amar a Jesucristo a través de su conducta limpia, por encima de todas las cosas. Es el medio más eficaz para evangelizar al mundo.
Dios te llama hoy para ser su instrumento, como la samaritana, en la evangelízación de un mundo perdido. Te necesita para restablecer la paz entre los hombres y para conducirlos de nuevo hacia Dios. El Señor te ha asignado un lugar especial en su viña. Nadie más puede ocupar tu lugar. Eres una persona única; no hay otra como tú. Nadie más puede realizar tu tarea ni ocupar tu lugar. Usa los dones que el Señor te ha dado. Haz la obra del Señor según tus talentos y tus circunstancias.
Como la samaritana, abre las compuertas de tu corazón, deja que se desborde tu vida cristiana, tu testimonio, tu gozo, tu salvación. Pon de cabeza a tu ciudad, crea un impacto cada día dondequiera que te encuentres, revoluciona tu vecindario, haz popular a Jesús. Que él sea el tema de conversación, dondequiera que vayas. Deja brillar tu luz.

 

Descarga de Materiales

Quieres saber cuales son las tares de Ministerios de la Mujer clic AQUÍ
Enterate de lo que esta pasando en la Unión Interocenica con las Actividades de Ministerios de la Mujer en la Revista Destellos. 

Video de Ministerios de la Mujer

Revista Rompiedo el Silencio

 

 

Video Rompiendo el Silencio

 

Noticias sobre Ministerios de la Mujer 

Nuevamente llegamos a otro de los eventos mundiales organizado por el Ministerio de la Mujer. En esta ocasión se trata de un día muy especial dado lo delicado del tema que lo inspira, y que ha sido ubicado por la UAE justamente en la semana que en la sociedad también es tratado el tema en toda su extensión.

El Día Mundial para la Prevención del Abuso y la Violencia es un programa que la Asociación General de la Iglesia Cristiana Adventista del Séptimo Día, a través del Ministerio de la Mujer, ha promovido y sustenta desde hace más de diez años, buscando con ello sensibilizar a nuestras congregaciones con el tema de la violencia; una actitud que debiera estar muy lejos de los parámetros de humanidad.

El tema de la violencia, que durante muchos años ha estado acallado y circunscrito a la intimidad familiar o al secretismo, es una cuestión muy dolorosa que no podemos seguir permitiendo que suceda sin considerarlo como un pecado que es de lo que se trata.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, se manifiesta totalmente en contra de cualquier tipo de violencia o agresión contra la mujer, y por ello insta a sus líderes y miembros a que realicen programas de prevención y atención tanto a víctimas como a agresores.

El documento más reciente, es el que fue presentado en la última Asamblea Mundial de la Iglesia Adventista y que dice en forma resumida:

Documento 4º: LOS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA HABLAN EN ATLANTA PARA PONER FIN A LA VIOLENCIA DE MUJERES Y NIÑAS

Nosotros, los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, alzamos la voz y nos unimos con otros para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas. Estadísticas mundiales indican que en todas las sociedades las mujeres y las niñas son las víctimas más frecuentemente de la violencia. (…) Para tales comportamientos los Adventistas del Séptimo Día dicen: “¡Acabemos ya con esto!” enditnow

http://www.unionadventista.es/index.php/archivo-noticias/noticias-uae/34-congresos-y-encuentros/473-atlanta-2010-documentos-de-la-ag-disponibles.html

Desde el Ministerio de la Mujer oramos para que este programa que tendrá lugar el 26 de noviembre del años en curso, pueda ser bien entendido e interpretado por todos pero sobre todo que sea el Señor quien lo inspire y dirija.

     


Iglesia Central de Tula de Allende, Hidalgo.
Calle los Sabinos S/N
773-73-2-17-64
iasdtula@prodigy.net.mx