Ley pivote para impulsar   la cooperación ciudadana.
   
 
M. en C. Jesús Morfín Garduño
Universidad Comunitaria A. C.
   
   
    La incertidumbre del cambio climático, que puede derivar en una nueva glaciación, cuestiona si en sus más de 200 mil años de existencia el homo sapiens ya pudo construir una anterior civilización mundial que fue colapsada por los cataclismos climáticos que marcaron el final del Pleistoceno, hace entre 14 mil y diez mil años.
   
    El traumatismo de los sobrevivientes habría originado las prehistóricas religiones apocalípticas y mesiánicas de sacrificios humanos, que impulsaron el origen y globalización de la Civilización Occidental, y evolucionaron en las actuales religiones como el Cristianismo, la que más conserva su simbología sacrificial.
   
    En coherencia con este proceso histórico, la necesaria evolución social de las naciones para superar los problemas globales, requiere de una democracia basada en el cooperativismo entre las diversas comunidades de cada país. Un cooperativismo no restringido a su definición capitalista, sino en su más amplio sentido económico y político.
   
    Esto podrá lograrse mediante la abolición de la administración discrecional de los recursos públicos y naturales, obligando a gobernantes y funcionarios, bajo pena de ser destituídos y procesados, a consensuar sus proyectos y aplicación de recursos ante la libre participación ciudadana, voluntaria y honoraria, es decir, comunitaria.
   
   Los procesos electorales son coyunturas políticas óptimas para demandar popularmente esta ley de transparencia preventiva, condicionando el voto a su promulgación.
   
    Si se promulga en sesiones extraordinarias antes del día de la elección, los demandantes votaríamos por los candidatos de los partidos políticos que la hayan apoyado en las cámaras legislativas, pero si no, votaríamos por candidatos independientes, registrados o no, que integren una Cooperativa Nacional de líderes comunitarios con la pretensión de ejercer y promulgar esta ley a la mayor brevedad.
   
    Con párrafos como: Cada gobernante o funcionario convocará a debates y toma de acuerdos relativos a cada proyecto, dejando un Acta de Consenso en su oficina o sitio web, en que cada ciudadano(a) que quiera participar emitirá su voto a favor o en contra del plan y presupuesto gubernamental. De modo que cada acción y gasto tenga al menos el apoyo del 70% de los ciudadanos afectados.
   
    Esta ley sólo sería garantía en los casos en que hubiese la suficiente participación ciudadana, de manera que los movimientos sociales podrán abrirse paso empleando las redes sociales virtuales y físicas en el debate y toma de acuerdos y virar de protestantes en propositivos, disminuyendo en gran medida las marchas y plantones a partir de su monitoreo, crítica y limitación de la acción de los gobernantes y funcionarios, como legitimadores de su gestión previamente consensuada.
   
    Esto no interferiría con los presupuestos de egresos de congresos y ayuntamientos, sería parte de los procedimientos de participación comunitaria en el ejercicio y vigilancia de los mismos, como se señala en el Artículo Segundo de la Constitución. Y como está reglamentado, el presupuesto que no pudiera ser ejercido se devolvería a su respectiva entidad emisora. La ciudadanía testificaría el monto de lo recaudado en los tres niveles de gobierno, y consensuaría las partidas para los ejecutivos y su aplicación.
   
    Los procesos electorales tienen el suficiente potencial para ejercer de manera pacífica el 39 constitucional (la soberanía nacional reside en el pueblo) condicionando el voto a la satisfacción de la demanda popular adecuada. ¡Abolición de la administración discrecional de los recursos públicos y naturales! Porque origina corrupción, consumismo, e inseguridad, impidiendo concretar un verdadero desarrollo sostenible.
   
    Las licitaciones para concesionar a empresas nacionales y trasnacionales la extracción y procesamiento de los recursos naturales también tendrían que consensuarse ante la sociedad civil y podrían concursar cooperativas de especialistas egresados de las universidades mexicanas (las universidades públicas también podrían constituirse en sociedades cooperativas), así como de cualquier gremio laboral.
   
    La abolición de la administración discrecional de los recursos públicos y naturales es la Ley de Transparencia necesaria para equilibrar las recientes Reformas Estructurales, de modo que la sociedad civil pueda participar para su aplicación más justa, acertada y revisada. Logrando de manera pacífica la reconciliación nacional que permita terminar con los graves problemas que padece nuestra nación.
   
    Democracia significa “gobierno del pueblo” y por ende sólo podrá lograrse y mantenerse con la diaria lucha y participación popular, y no puede garantizarse solamente por decreto o porque existan instituciones para ejercerla.
   
    Para poder detener el creciente número de mexicanos asesinados y desaparecidos, se requiere proveerles de un sistema económico en el que puedan ser productivos y ganarse la vida, promoviendo la constitución de cooperativas sobre todo de microempresas pero sin exluir a empresas de mayor tamaño, que en una forma complementaria a la economía formal, intercambien entre sí sus productos y servicios mediante un crédito comunitario, cubriendo los saldos con labores de beneficio a la comunidad, en un rediseño de los usos y costumbres de las comunidades indígenas y campesinas.
   
    Cada persona o empresa participante proveería de sus bienes o servicios a los socios de la cooperativa que los requieran, y recibiría los bienes o servicios que solicite a los socios que los suministren. Quedando cada participante con un saldo positivo o negativo, de acreedor o deudor, según si el valor de lo que entregó es mayor o menor a lo que recibió. El valor de los bienes y servicios partiría de su valor oficial, pero cada cooperativa podría acordar los reajustes locales necesarios. Se reuniría semanalmente para proyectar las actividades de servicio a la comunidad que harían los participantes con saldo negativo, asignándoles un valor económico que se dividiría equitativamente para restarlo a los socios de saldo positivo.
   
    Estas actividades de servicio a la comunidad irían desde la reconstrucción ambiental, como el reciclaje, la producción de composta, la lombricultura, el restablecimiento y mantenimiento de áreas verdes, bosques y selvas, limpieza y desazolve de ríos y cuerpos de agua. La producción agropecuaria que la comunidad necesite, como siembras orgánicas sin uso de pesticidas ni transgénicos. El monitoreo activo (colaborando en las faenas necesarias) de los servicios gubernamentales para asegurar su buen desempeño. Hasta la gestión para el intercambio de experiencias, productos y servicios con otras comunidades vía sus respectivas cooperativas de empresas, tejiendo una red de cooperativas que organicen comercialmente a todas las comunidades urbanas y rurales. En todas estas actividades podrán apoyar voluntariamente y de manera honoraria los socios con saldo positivo, con el fin de asegurar que los objetivos se logren satisfactoriamente.
   
    En las reuniones semanales de cada cooperativa, quienes anteriormente fueron comisionados para alguna labor de beneficio a la comunidad, rendirían sus informes y se revisaría si están cumpliendo satisfactoriamente con su cometido y trabajando lo suficiente para saldar su adeudo. Estas reuniones serían observadas por miembros del Consejo de Ancianos de la comunidad, que participarían cuando sea necesario para que la cooperativa siempre pueda tomar acuerdos satisfactorios.
   
    Los Consejos de Ancianas y Ancianos serían la máxima autoridad de cada comunidad, y no solamente podrían estar integrados por personas de la tercera edad, sino por cualquiera que haya adquirido la suficiente experiencia y conocimiento de modo que los demás generalmente encuentren razón y autoridad en sus opiniones. El Consejo convocaría a la comunidad a asambleas para el planteamiento de propuestas políticas, culturales o del tratamiento de cualquier problemática, que sean solicitados por miembros de la comunidad.
   
    Cada vez que el gobierno o alguna empresa planifique la realización de algún nuevo proyecto de desarrollo, cada ciudadano de las comunidades afectadas tendría la obligación de revisarlo para contribuir a la decisión comunitaria emitida por el Consejo de Ancianos, sobre si se acepta, rechaza o modifica. De manera que el cooperativismo empresarial pretende la conservación de las pequeñas empresas, de los recursos naturales, la productividad de calidad y la reintegración social, complementando al corporativismo empresarial en la búsqueda de una economía más equilibrada.
   
    Esta nueva economía mixta sería menos vulnerable a los cambios de la economía exterior, permitiendo mayor estabilidad en la economía de cada nación y mayor capacidad para extender lazos cooperativos con otras naciones en la mutua superación de sus necesidades. Basándose en el cooperativismo transparente, consensuando las acciones, proyectos y manejo de recursos.
   
    Sería la organización estructural de las diversas comunidades en sus diferentes géneros, desde las parejas hasta las naciones y finalmente la actual aldea global. Tal organización necesita ser articulada por una economía comunitaria basada en el cooperativismo empresarial e impulsada por los líderes y la religión de cada comunidad.
   
    La verdadera lucha social no es entre clases sociales, sino contra las reglas del sistema que las alejan y oponen, de entre las cuales la administración discrecional de los recursos públicos y naturales es la piedra angular y principal enemigo a vencer. Para lo cual es necesario apostarle a la unidad nacional y no a su polarización.
   
    Referencia: En http://www.amazon.com/dp/B00QFEYO34 puede revisarse el índice y los primeros 3 de 16 capítulos del libro electrónico “Aldea Global”, narrativa que plantea una solución a los actuales problemas globales a partir de una reinterpretación de la prehistoria de nuestra especie humana.     Puede también escribirse una opinión en http://www.amazon.com.mx/Aldea Global...