LÁPICEROS, DIFUMINOS Y
BORRADORES

BORRADORES

Gomas tradicionales

Goma de migas

Goma de migajón

Goma de migajón (migas de pan)

Desde la antigüedad el migajón (parte interna del pan) se utiliza para borrar, es maleable y absorbe bien el pastel, el carbón y el grafito. Pero promueve la proliferación de hongos y bacterias.

En la actualidad se elabora la goma de migajón con un caucho sintético poco flexible (factice), el cual tiende a resquebrajar cuando se le aplica presión punzo cortante. Este tipo de goma se consigue en forma de bloque; por su suavidad es adecuada para borrar lápiz de grafito graduado y pastel seco sobre lienzos, papeles de algodón y pulpa, funciona bastante bien en áreas grandes sin dañar el papel. Sin embargo, generan bastantes residuos (migas), incluso deja partículas adheridas a la superficie, por lo que es necesario el uso continuo de brochas y cepillos para eliminar dichos residuos.

Goma de caucho

Goma de caucho

Goma de caucho

Es muy apropiada para borrar tinta, lápiz de color, carbón y grafito sobre superficies lisas y papeles cerosos, el borrado se lleva a cabo por fricción; deja residuos sobre la superficie. Envejece rápido en climas muy fríos; por ello, tiende a manchar y a desgarra los lienzos y papeles de algodón cuando pierde su flexibilidad. Es común encontrar esta goma aglomerada en dos partes: un tercio de ella está hecha de cauchoá duro para borrar tinta y la otra parte está hecha de caucho blando para borrar grafito. También se encuentra en forma de lápiz.

Gomas sintèticas

Goma maleable

Goma maleable

Goma maleable

Este tipo de goma remueve bastante bien las partículas del carboncillo, grafito y pastel seco. Se deriva del material del limpiatipo de las máquinas de escribir, al igual que él, se puede moldear de diferentes formas, por ello, con ella se pueden crear diferentes y variadas texturas en la obra.

Es la goma preferida para borrar los trazos del carboncillo, siempre y cuando, éste se encuentre sobre la superficie (de papel o lienzo). Funciona por absorción, al atrapar parcial o por completo las partículas se evita aplastar el grano del papel, incluso hay algunos modelos que contienen caucho natural y se pueden usar por frotación. Se presenta en bloques cuadrados; se puede separar en partes y volver a unir cuando se requiera.

Goma plástica

Goma plástica

Goma plástica

Adecuada para el dibujo técnico y la ilustración. Gran parte de ellas han sido diseñadas para borrar sobre un tipo especial de superficie, y un tipo especial de tinta o grafito, pero la mayoría se pueden usar para borrar diferentes medio, incluso se pueden usar como difuminos. Las hay vinílicas o libres de PVC, por ser muy flexible se le puede dar varías formas al fabricarlas, incluso se pueden cortar a la forma deseada durante su uso, Se presentan con o sin protector, siendo muy estimada la goma intercambiable con mecanismo dosificador, sobre todo el lapicero retráctil.

Polvos limpiadores

Cojín limpiador

Cójin limpiador

Cojín limpiador

Diseñado para limpiar los instrumento y el papel del dibujo técnico en arquitectura. Es una almohadilla de tela conteniendo partículas de goma sintética o natural, y partículas de carga absorbente. Se presiona ligeramente la almohadilla con los dedos para obtener polvo, el cual se frota sobre la suciedad del papel a limpiar, ya sea con la misma almohadilla o con una brocha. Adicionalmente, los instrumentos se limpian en seco o aplicando un poco de alcohol sobre la tela de la almohadilla, frotando con ella, la superficie a limpiar.

Polvos abrasivos

Desde tiempo antiguos se han usados los minerales pulverizados de calcita, magnesia, y piedra pómez como borradores, recientemente se usan partículas de alúmina y rutilo. En realidad la goma para borrar esta compuesta de un aglutinante o una carga, caucho natural o sintético y calcita principalmente, en contraposición al pastel, goma de tragacanto o goma arábiga y calcita; de hecho, se sigue usando el pastel para borrar el carboncillo.

Los pigmentos de dióxido de titanio, oxido de aluminio, oxido de zinc y las cargas de calcita, caolín, talco entre otras, funcionan bastante bien, en los lienzos y papeles de algodón, para eliminar trazas de suciedad, residuos de carboncillo, grafito y pastel; sin embargo, se debe tener mucho cuidado para no estropear la superficie, además se debe usar equipo protector en ojos y boca.