CAPAS PICTÓRICAS

CAPAS PICTÓRICA

La estructura pictórica de una obra esta formada por capas de pintura (manos); aun en las técnicas directas, como la aplicación de tinta sobre papel, las capas se sobreponen en alguna manera.

Capas pictóricas

Capas pictóricas en la obra clásica

Las antiguas obras clásicas al temple y al óleo presentan una compleja estructura pictórica, la cual vale la pena estudiar.

Las capas pictóricas se pueden clasificar en cuatro grandes grupos: preparación, prepintado, pintado y acabado.

El principio básico al pintar por capas es: "aplicar capas de secado lento sobre capas de secado rápido". Por ello muchas veces se prefiere aplicar las capas siguiendo una secuencia de capas de pintura con consistencia: líquida, media, gruesa a pastosa.

Las capas delgadas secan con mayor rapidez que las capas gruesas; las capas de pintura base agua secan con mayor rapidez que las capas de pintura base aceite.

Graso sobre magro

El principio "graso sobre magro" indica lo siguiente: para evitar el craqueo las primeras capas de la obra deben de ser delgadas y de secado rápido; las capas superiores pueden ser más gruesas y de secado lento. Si bien, es frecuente aplicar varias capas en una sola sesión con un mismo tipo de pintura, es muy importante que las capas involucradas sequen con la misma rapidez como si fueran una sola capa (alla prima). Es muy importante además, permitir el secado completo de las capas entre sesión y sesión (entre mano y mano); de esta manera se evita el craqueado y desprendimiento de pintura, sobre todo en el secado del óleo.

Una obra pintada al óleo forma clásica puede llegar a tener una estructura compleja cuando se ha pintado en varias sesiones y varias capas, y puede puede requerir bastante tiempo de espera para permitir el completo secado de cada capa. Sin embargo, para acelerar el secado las primeras capas pueden darse a con pintura base agua: caseína, tempera, acrílico o cualquier medio acuarelable o cualquier tipo de aguada, posteriormente las capas subsiguientes se daran con pintura base aceite.

PREPARACIÓN

La capa de preparación, esta formada por capas individuales de aprestos, bases, aparejos, imprimaciones o una combinación de ellos.

Los materiales preferidos para hacer preperaciones son la cola de conejo, el pegamento sintético de polivinil acetato (PVA) y resinas alquídicas, cargas de yeso, carbonato de calcio, toda clase de tierras y polvo de mármol.

Algunas superficies pictóricas modernas, por ejemplo, los textiles de fibras sintética pueden no requerir capas base, o capas de apresto y sellado, sobre todo cuando se pinta con algún medio igualmente sintético como el acrílico; sin embargo, la mayoría de las superficies tradicionales requieren dichas capas de preparación. La aplicación de las capas base sólo son necesarias cuando se pretenda cambiar las características de la superficies. El esbozo y la imprimación se dan a voluntad del ejecutante. El sellado por otra parte es necesario cuando se requiere proteger la capa adyacente de la posible dilución del solvente al aplicar una nueva capa.

Apresto y sellado

El apresto es una capa de sellador formado a su vez de una o varias capas, su principal función es proteger la superficie de la acción alcalina o ácida de la pintura, la cual a larga puede deterior los componentes de la superficie o viceversa. También tiene como función permitir una menor absorbencia de los líquidos y evitar el deterioro de las orillas de las superficies.

El apresto es un adhesivos muy diluido, elaborado de cola natural o sintética; es común aplicarlo sobre los textiles naturales en capas muy delgadas, del orden de las micras, con brocha amplia o atomizador.

Los papeles comerciales, por lo general, se venden con una capa de apresto, facilitando el flujo de las tintas y el deslizamiento de las puntas de los instrumentos pictóricos.

El sellado de los paneles se lleva a cabo de acuerdo a la naturaleza de la superficie, en los paneles de madera de poro abierto y absorbentes se usa una mezcla de aglutinante, carga y solvente para rellenar los huecos de los poros, en algunos casos se usa un pigmento de acuerdo a la tonalidad de la madera.

Base

Tiene como función modificar las propiedades de la superficie: lisa, lustrosa, aspera, rugosa, o absorbente; además, realza o cubre la textura de la superficie de acuerdo a su grado de transparencia. La base, generalmente, es una mezcla de carga, aglutinante, solvente y pigmento blanco; esta debe de ser elástica sobre todo al preparar lienzos para evitar el craqueo. La base se aplica en una o varias capas finas con rodillo, espátula, trapo o brocha.

A menudo a la base comercial se le llama "gesso", en el caso del "gesso", se aplica de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

Sellado

Las capas base se pueden sellar con una solución diluida de aglutinante para controlar la absorbencia, en el caso del óleo se sellan con finas capas de aceite secante, por ejemplo, aceite polimerizado (standoil)

Los paneles y los lienzos comerciales se adquieren preparados con capas de apresto, base y sellado, incluso es común encontrarlos montados sobre bastidor.

Esbozo

Las capas de esbozo delimitan las áreas de composición a través del dibujo, trazando los contornos y definiendo la composición de la obra con carboncillo, grafito, tintas, o todo tipo de pasteles. Las áreas también se delimitan con empastes opacos de rápido secado aplicados con espátulas o pinceles de filamento duro, incluso se protegen ("enmascarillan") con gomas líquidas, papeles y cintas adhesivas especiales.

Entre las técnicas más importantes tenemos el uso de la "sinopia" en el fresco; el empaste en el temple, acrílico y óleo, "enmascarillado" en la acuarela y la aerografía. Actualmente es muy útil la barra y el lápiz acuarelable, los cuales se pueden sellar antes de la imprimación si así se desea.

Imprimación

La imprimación está compuesta de una o varias capas de fondo, cubriendo con ellas grandes áreas de la superficie con cierta transparencia, su función es proporcionar el grado máximo de luminosidad y espacio cuando se pretende aplicar color de manera sustractiva; (aplicando pintura clara a oscura). O proporciona la tonalidad media cuando se aplica color de manera aditiva (aplicando pintura de tonos medios y oscuros a claros).

La imprimación se suele aplicar con pintura diluida compuesta de tierras semiopacas y de rápido secado, en capas finas con brocha o pincel amplio y/o atomizador, sin embargo, la transparencia de las capas no es una regla, por ello la imprimación puede darse con pintura opaca.

Prepintado

Las capas de prepintado acentúan la intensidad, luminosidad y los niveles de sombra y el matiz de la obra. En ellas se define el volumen por medio de la aplicación de capas finas y traslucidas como la veladura, el deslavado y frotado. Destacándose técnicas monocromáticas como la grisalla y el verdacho; los efectos de esfumado, florescencia o desteñido de fondo.

En las capas de prepintado se prefieren las pinturas diluidas, como las tintas y las acuarelas, así como los medios para velar de secamiento rápido siempre y cuando se pretenda llevara cabo el principio de graso sobre magro, sin embargo, el prepintado también se puede dar con empaste o restregando pintura espesa y opaca en las técnicas directas. En general, la pintura por capas involucra dos técnicas muy importes: la veladura y el velado.

Capas de profundidad

Son capas de veladuras tradicionalmente aplicadas con barnices, esmaltes y lacas las cuales crean efectos de profundidad. Por lo general se usa un medio transparente de aglutinante puro, rebajado con solvente y una ínfima cantidad de colorante; se aplican en finas capas sin restregar. Destacado la técnica de la muñequilla y las técnicas de un sólo trazo con pincel o brocha suave; recientemente se prefieren las técnicas de aerografía.

Actualmente el grosor de las capas de profundidad se puede aumentar (sin peligro de craqueo) usando medios acrílicos.

Capa muerta

Formadas por una o varias capas de velado con pintura semi opaca u opaca, proporcionan penumbra y acentúan la sensación de espacio etéreo. Se aplica con pintura de consistencia media con una carga moderada de solidos y pigmentos no saturados. En ellas se usan técnicas de esfumado, restregado y técnicas de aspersión.

Sellado y profundidad

Por lo general se sella y barniza la capa muerta con un medio diluido poco saturado de pigmento, produciendo a la vista una sensación de profundidad suave, tranquila y llena de atmósfera.

PINTADO

Saturación

Las capas de saturación, en la obra clásica, incrementan el valor tonal y cromático de la obra. Si bien se tiende a aplica pintura de consistencia, media, gruesa y pastosa en estas capas, el objetivo principal es aplicar pintura saturada de colorante (pigmento o tinte). De tal manera que el espectador determine el color de cada una de las partes que conforman la obra.

Textura

Las capas de textura crean efectos tridimensionales aumentando la profundidad de la obra, por lo común el color se aplica con pintura de consistencia media a espesa.

En esta capas destacan las técnicas de restregado y empaste, sin embargo, las técnicas de aplicación pueden ser varias: punteo, esfumado, estarcido, esgrafiado, goteado, punzado, bruñido, entre otras.

LAS TÉCNICAS DIRECTAS

Las técnicas directas, por ejemplo la "pintura rápida", la pintura de una sola sesión (alla prima), incrementan el valor cromático y la profundidad combinando técnicas de seco sobre humedo; y humedo sobre humedo, fundiendo la pintura en la superficie por medio del solvente, creando de esta manera el valor tonal.

Seco y humedo

En general, gran parte de las técnicas directas carecen de las capas de profundidad, veladura, imprimación y por supuesto las capas de prepintado. La mayor parte de la pintura comercial para arte está diseñada para ser aplicada directamente sobre la superficie al salir del tubo. Las técnicas de pintura directa, por lo cumún no requieren ningún tipo de medio pictórico, a lo mucho requieren alguna clase de solvente para rebajar la pintura. Sin embargo, requieren superficies preparadas con cierta textura y consistencia, entre ellas se destacan las superficies absorbentes y granulares para aplicar técnicas de seco y húmedo como los papeles de acuarela; y las superficies poco absorbentes como pueden ser los papeles satinados para entintar e imprimir, y los lienzos comerciales, los cuales están diseñados en su mayoría para aplicar técnicas directas como puede ser la alla prima.

LAS SUPERCAPAS

Las capas de veladura y velado se puden extender hasta las capas de saturación y acabado, empezando en las capas de preparación, por ello al conjunto se le puede llamar la supercapa.

Veladura

La veladura matiza los tonos por medio de la aplicación de pintura finas y traslucidas; las capas de veladura son las responsables en gran medida del impacto visual y la calidad de la obra. Las capas de veladura pueden extenderse más allá de las capas de profundidad, incluso pueden extenderse hasta las capas de saturación y acabado.

Velado

El conjunto de las capas velado definen el volumen y la tonalidad de la obra, para palicarlas se prefirien técnicas opacas como el restregado a pincel seco, incluso técnicas variadas como el esfumado y el frotado, a menudo estas técnicas se confunden y asocian a un mismo término: el velado, sin embargo, cada técnica tiene sus propias métodos y difieren entre si.

ACABADO

Perfilado

En estas ultimas capas se afina, perfecciona y finaliza la obra como tal.

Al terminar una obra las últimas capas de pintura influyen sobre su aspecto, este puede ser mate, brillante, semiopaco. Por ello al completar la obra, es de vital importancia el tipo de trazo: al retregar demasiado capas de pintura fresca la obra puede adquirir un aspecto mate y opaco, incluso sucio. En contraposición al aspecto de un solo trazo, el cual puede tender a un aspecto satinado y/o brillante.

En otros casos el grado de absorbencia del pigmento y el medio influyen sobre el aspecto final de la obra, por ello en esta capa se prefiere la aplicación de pinturas con las mismas características entre ellas (pigmento y aglutinante principalmente).

Retoque

El retoque, generalmente, se lleva a cabo con el mismo medio del de las capas de acabado, compuesto de colorante, aglutinante, solvente y sin carga, el cual se aplica sobre áreas pequeñas y localizadas. En otros casos es un barniz semicoloreado, pero es necesario evitar confundir la pintura de retoque con la pintura de restauro (acuarela de restauro, tempera de restauro, óleo de restauro, etcétera). En algunso casos el retoque se puede llevar a cabo con técnicas de raspado, frotado, borrado y pintado, incluso el retoque se puede dar con una pintura diferente a la empleada en la obra, sin embargo, al retocar la obra con una pintura diferente puede demeritar la obra.

Barnizado

Esta capa también llamado lacado o esmaltado de acuerdo a la naturaleza del medio, es una fina capa de laca, barniz o esmalte, cuya principal función es proteger la obra de los agentes externos del medio ambiente, principalmente de la humedad, la radiación ultravioleta y en general, de la polución.

En el barnizado y lacado se prefiere un medio que sea flexible al secar, que no amarilleé y de fácil remoción con solvente comunes como el aguarrás o la esencia de petroleo (gasolina blanca), de esta manera se evita dañar la obra al aplicar una nueva capa al eliminar la antigua.

En forma comercial se adquiere el barniz o la laca en tres aspectos de acabado, mate semimate y brillante, o en presentación de lata en aerosol. Se recomienda de preferencia usar el mismo tipo de acabado de las o la última capa.