btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 btn_regresar.gifRegresar 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

btn_regresar.gifRegresar 

 
 

La cirugía pediátrica es aquella dirigida a reparar alteraciones o enfermedades que sufren los niños, generalmente desde su nacimiento.

El servicio de Cirugía pediátrica desarrolla la aplicación del saber y quehacer médico-quirúrgico en el periodo de vida humana que se extiende desde la concepción hasta el fin de la adolescencia.

El campo de acción abarca todos los aspectos de la cirugía y el servicio desarrolla todas las especialidades distribuidas por Secciones específicas y Unidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

CIRCUNCISIÓN

Entendemos por fimosis la dificultad o imposibilidad para la retracción de la piel del prepucio, esto es, de la piel que recubre el extremo del pene o glande.
No debe confundirse con la presencia de adherencias balanoprepuciales (entre la piel del prepucio y el glande del pene) que son muy frecuentes en el niño (están presentes hasta en un 86% en menores de 1 año y hasta en el 50% de menores de 2 años) y que son independientes de la presencia o ausencia de fimosis. Estas adherencias deben ir liberándose progresivamente desde la infancia con objeto de facilitar la higiene del pene. En algunos niños estas adherencias se acompañan de una estrechez en la piel del prepucio que produce un intenso dolor al intentar de retraer esta piel y que en ocasiones hace que los niños cuando pretenden orinar presenten antes de la salida de la orina una "hinchazón” del prepucio. En casos muy leves solo presentan dolor al intentar bajar el prepucio para limpiar el glande.
La fimosis supone un problema tanto funcional (imposibilidad para mantener una relación sexual satisfactoria) como, fundamentalmente en los niños mantener la higiene. La ausencia de limpieza del pene provoca el acumulo entre la piel y el glande de una secreción fisiológica que se denomina esmegma y que con frecuencia se sobre infecta dando lugar a las balanitis: infecciones locales dolorosas y con frecuencia con presencia de pus.
Las fimosis pueden corregirse quirúrgicamente mediante 2 técnicas: la clásica o circuncisión, la cual consiste en eliminar toda la piel del prepucio dejando el glande expuesto al roce (pudiendo realizarse en quirófano con técnica clásica o en etapas tempranas en el hospital o consultorio con el empleo de una “campanita”) o la prepucioplastía de Duhamel (dilatación del segmento estrecho que impide retraer la piel). La elección de una
Otra técnica depende de las características personales de cada niño aunque, en los casos de infecciones locales o infecciones urinarias de repetición es muy recomendable la circunsición.
Esta intervención está indicada antes del año de edad (para minimizar el riesgo anestésico) salvo en niños con infecciones de repetición en los casos de indicación por motivos culturales (como ocurre por ejemplo en la población Judía en quienes es tradición el circuncidar a los recién nacidos como parte de un ritual religioso). Dado que la incidencia de balanitis es significativamente mayor a partir de los 3 años y por el bajo riesgo de las técnicas empleadas, no es conveniente esperar a la aparición de infecciones para solventar la presencia de una fimosis.
Generalmente se realiza con anestesia local y sedación para garantizar la colaboración del enfermo. En adolescentes colaboradores puede realizarse con anestesia local.
La circuncisión no sólo es el procedimiento quirúrgico más antiguo y comúnmente realizado sino que también es fuente de dilemas y controversias. En países como EE. UU. y Canadá y comunidades como la judía se realiza la circuncisión en el recién nacido como medida profiláctica o por motivos religiosos. En cambio, cerca del 80 % de la población mundial no realiza la circuncisión neonatal de manera rutinaria. Durante muchos años, en los EE. UU., se consideró la circuncisión un procedimiento de rutina para todos los recién nacidos varones, pero actualmente los padres han comenzado a preguntarse si la circuncisión es realmente necesaria para sus bebés. Y cuando en ese país está comenzando a disminuir el número de niños circuncidados, en el nuestro comienza a recomendarse en algunas maternidades.
La Academia Americana de Pediatría recomendó en 1999 que, aun existiendo una evidencia científica que demuestra beneficios potenciales de la circuncisión en el recién nacido, estos datos no son suficientes como para recomendar la circuncisión neonatal de forma general. Por rutina, indica que solo se practique por motivos religiosos.
¿Es la circuncisión un procedimiento seguro?
La circuncisión correctamente practicada por personal médico experimentado es segura. El procedimiento tiene ventajas y desventajas potenciales y, como no es esencial para el bienestar del niño, los padres deben decidir cuál es la mejor decisión en función de las explicaciones dadas por el especialista antes de realizar la intervención. Raras veces existen complicaciones y su incidencia oscila del 0,2 al 5 % de los casos y la mayor parte de ellas son menores: hemorragia, inflamación local e infección, retención urinaria transitoria y meatitis (ulceración del orificio del meato urinario). Las complicaciones mayores son excepcionales y se deben fundamentalmente a resección excesiva del prepucio.
¿Duele?
Si, duele. Durante una circuncisión sin anestesia, aumentan las hormonas del estrés, se aceleran los tonos cardiacos y disminuye el aporte de oxigeno a la sangre. Los bebés no deben someterse al estrés de una circuncisión sin algún tipo de anestesia.
¿Es más fácil limpiar el pene con la circuncisión?
Una de las razones que más se esgrime para la intervención es facilitar la higiene. Sin embargo, con el baño normal, es muy fácil limpiar el pene con la piel intacta. En el adolescente y el adulto las glándulas del prepucio segregan un líquido llamado esmegma que puede acumularse debajo de la piel del prepucio y, en ocasiones, irritar el pene que algunas veces llega a infectarse. Al eliminar esa parte de la piel se retiran las secreciones, se hace más fácil el cuidado del pene y se disminuye el riesgo de infección.
¿Qué sucede si se deja intacta la piel del prepucio?
Esta piel protege el pene de la irritación e infección que puede causarse por el roce con los pañales mojados o sucios. Al nacimiento es muy difícil saber si el prepucio quedará muy cerrado, ya que la mayor parte de los varones lo tienen muy apretado durante el primer año de vida. Hacia los dos años el prepucio se separa progresivamente de la cabeza del glande y se retrae completamente en el 50% de los niños. Hacia los tres años, en el 90 % de los niños no circuncidados el prepucio puede retraerse totalmente sobre el glande, aunque pueden persistir áreas aisladas de adherencias.
Una vez que se retrae con facilidad, echar hacia atrás el prepucio y limpiar por debajo durante el baño debe ser parte de la higiene normal. Aunque es cierto que las infecciones de las secreciones que se encuentran debajo de la piel intacta son más frecuentes entre los no circuncidados pero una simple higiene puede prevenir este problema.
 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HERNIA INGUINAL

 

 

¿Qué es una hernia inguinal?
Una hernia es la presencia de tejidos -que normalmente residen dentro de una cavidad corporal (como en el abdomen o el pecho) fuera de la cavidad. Las hernias se presentan como un bulto, justo sobre el doblez del muslo, que contiene intestinos que han escapado del abdomen o vientre. En el niño el bulto puede extenderse hacia abajo hasta dentro del escroto (bolsa) que contiene los testículos

 

¿Por qué ocurren las hernias inguinales?
Cuando pensamos en hernias, usualmente pensamos en palabras tales como "ruptura" o "desgarre". Pensamos en una persona rasgándose un músculo o haciendo esfuerzos para levantar algo muy pesado y entonces ve un bulto aparecer en la ingle donde el músculo desgarrado no puede mantener los intestinos y otro contenido abdominal, en su lugar.
Este no es el caso en los niños. Los niños tienen lo que se llama una hernia “congénita". Nacen con ella. Ellos no desarrollan hernias porque lloran mucho, o porque tienen problemas intestinales, o porque juegan con brusquedad. Nacieron con ellas aunque algunas veces las hernias aparecen (es decir, se vuelven evidentes) muy tarde en la vida.
Durante el desarrollo de la gestación se forma un pequeño espacio entre la cavidad abdominal y la ingle en todos los niños en forma de “canal”. Aproximadamente un mes antes de nacer este debe cerrarse. En algunos casos esto no sucede y el pequeño canal continúa teniendo comunicación con el abdomen y el anillo inguinal permanece abierto y los contenidos del abdomen pueden ser presionados hacia afuera a través de este canal al anillo de la ingle: Una hernia. Ni el padre, ni la madre, son culpables por eso. Simplemente pasa.
Como pueden ver, no hay edad en los niños y la cura no envuelve reconstrucción de músculos desgarrados, lo cual es tan importante en adultos.
 
¿Con cuánta frecuencia se diagnostica una hernia?
Durante su vida, entre el 4 y el 9% de los varones nacidos después de un embarazo de tiempo completo. Los bebés prematuros pueden tener hernias entre un 16 y un 25% de las veces. Es importante recordar que aproximadamente en el 15% de los casos la hernia aparece en el otro lado también aunque no se vea.
 
¿Cómo sé si mi hijo tiene una hernia?
La hernia inguinal aparece como un bulto en la ingle que usualmente se inflama o crece hacia dentro del escroto con el llanto o esfuerzo. Usualmente no es dolorosa y con masaje suave puede devolverse a su sitio si el bebé está tranquilo.
Si el bebé está inconsolable y, o, usted no puede reducir la hernia, entonces debe traer al bebé su médico o a la sala de emergencias para que lo atiendan de inmediato, la hernia puede estar incarcerada y requerir atención quirúrgica inmediata.
Su médico recomendará operación en una hernia por varias razones. Las hernias no desaparecen por su cuenta y esperar, simplemente permite que ocurran complicaciones. La hernia puede causar dolor a su hijo. Si los intestinos descienden al canal y se traban (incarceración, la circulación de sangre puede cortarse y causar que mueran los intestinos (se estrangulen). Esto puede constituir una situación peligrosa para la vida, que requiere una operación de emergencia y puede resultar en la pérdida de una porción del intestino. En algunos casos, el testículo u ovario puede dañarse. Es posible la infección con una prolongada estancia en el hospital. Por estas razones las hernias usualmente se reparan en cuanto se diagnostican.
 
¿Cómo es la cirugía?
Es una operación rutinaria que se realiza bajo anestesia general, en muchos casos como paciente ambulatorio (egresa el mismo día de la cirugía). La anestesia general se utiliza para evitar dolor y el trauma psicológico y es muy segura cuando la administran anestesiólogos con experiencia en la práctica pediátrica.
A diferencia de las reparaciones de hernias en adultos, las reparaciones en pediatría no requieren parches, ni puntos para reparar los músculos abdominales. Las hernias pediátricas son congénitas y por lo tanto, requieren solamente cerrar y extirpar el pequeño defecto (saco de la hernia) que nunca se cerró.
Otra diferencia con hernias de adultos es la posibilidad de una hernia silente en el lado opuesto. Esta posibilidad hace que los cirujanos revisen el lado opuesto para detectar hernias, o directamente, o con un pequeño telescopio durante la cirugía laparoscópica.
Después de la operación la recuperación es muy rápida con pocas o ninguna restricción de actividad.
 
¿Cuáles son los riesgos?
LOS RIESGOS DE NO TRATAR LA HERNIA
1) Una hernia no se remedia por sola. Continúa creciendo con el tiempo y causa dolor y otras complicaciones.
2) La hernia incarcerada: la hernia no se reduce para volver a la cavidad abdominal y el contenido de los intestinos o abdominales se traban. Algunas veces esto causa problemas de obstrucción intestinal. Según sea el tiempo los intestinos en la hernia pueden proceder a estrangularse.

3) Hernia estrangulada: el contenido de la hernia (intestinos o ovarios en las niños se inflama y finalmente no recibe suficiente sangre para mantenerlo vivo. Algunas veces la estrangulación puede también causar pérdida de un testículo. Cuando una hernia se estrangula, los médicos tienen unas pocas horas para rescatar los intestinos comprometidos. La estrangulación puede ser una condición peligrosa a la vida.

btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

La acumulación de líquido alrededor de un testículo se llama hidrocele.

 

¿Porqué ocurre el hidrocele?

Hidrocele es usualmente causado por la persistencia del mismo canal entre el abdomen y el escroto- como el que ocasiona a la hernia. En este caso sin embargo, el canal casi se ha cerrado completamente y solo hay presente una pequeña apertura. Esta pequeña apertura permite que el agua, pero no otras estructuras, pasen del abdomen al escroto.
 
¿Con cuánta frecuencia se diagnostica hidrocele?
Muchos niños nacen con líquido alrededor de los testículos, esto normalmente se resuelve para cuando tienen un año o dos sin ayuda del cirujano. Lo que necesita hacer es que un cirujano pediatra vea a su hijo para asegurarse que lo que usted está viendo es hidrocele y no una hernia ya que ambos son muy similares. Si aparece hidrocele después de los dos años o persiste más allá del primer o segundo año debe hacerse una reparación quirúrgica.
 
¿Qué tipo de cirugía se hace?
Hidrocele es causado por el mismo mecanismo de la hernia y recibe el mismo tipo de cirugía con resultados muy buenos. La cirugía se realiza bajo anestesia general y envuelve el simple cierre del pequeño canal que permite que el líquido llene el escroto alrededor del testículo.
 
¿Qué puedo esperar después de la cirugía?
Como no necesitamos reparar los músculos abdominales en la ingle, los niños toleran esta cirugía muy bien. Usualmente hay una pequeña molestia, especialmente la primera noche, pero esto se controla bien con Tylenol, Advil o medicamentos similares. Algunas veces hay alguna inflamación y amoratamiento en la ingle y escroto pero estos se resuelven en una o dos semanas. Las cicatrices técnicamente son muy pequeñas y tienden a desaparecer en la salida del vello cuando el niño crece. Los niños pueden volver al colegio tan pronto como se recuperen, usualmente no más de dos o tres días. Pueden comer, beber y jugar como antes excepto: no pueden nadar por una semana. No pueden montar bicicleta o practicar deportes de contacto hasta que sean vistos en la visita de seguimiento, aproximadamente 10 a 15 días después de la cirugía.

btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CIRUGIA DE LA HERNIA UMBILICAL:
Es la cirugía que se utiliza para reparar una hernia umbilical, que es una masa o bulto que sobresale por el ombligo.

 

DESCRIPCIÓN

Se utiliza anestesia general. Mediante una incisión curva que se hace debajo del ombligo se explora e identifica la masa. Posteriormente se diseca (separa) de los tejidos subyacentes y se corta o se mete hacia su posición normal en el abdomen.
Al terminar se cierran los tejidos con suturas no absorbibles, muy fuertes. Los bordes de la piel a veces se cierran con tiras adhesivas.
De esta forma se puede ocultar la cicatriz en la depresión umbilical.
 
INDICACIONES
Las hernias umbilicales son bastante comunes.
Se pueden apreciar desde el nacimiento y se producen por fallos en los músculos abdominales que permiten que una porción del peritoneo (revestimiento de la cavidad abdominal) sobresalga y empuje el ombligo hacia afuera.
Esto es más obvio cuando el bebé llora ya que al aumentar la presión el bulto es más fácil de ver.
No siempre es necesario operar este problema.
En la mayoría de los casos, hacia los 3 años la hernia disminuye y se suele cerrar sin tratamiento.
Las indicaciones de la intervención son:
Hernia umbilical estrangulada.
Hernias moderadas que no cierran espontáneamente a los 4 o 5 años de edad.
Niños menores de 2 años con hernias muy grandes, inaceptables para los padres por razones estéticas.
 
EXPECTATIVAS DESPUÉS DE LA CIRUGÍA
Se puede esperar un resultado fantástico. El pronóstico a largo plazo es óptimo.

En casos muy raros recurre la hernia.
 
CONVALECENCIA
La mayoría de las intervenciones de hernia umbilical se hacen en pacientes ambulatorios.
Después de la cirugía, se controlan las constantes vitales del niño durante unas horas y se da de alta con la medicación necesaria para controlar el dolor.
Se educa a los padres en la forma de cuidar la incisión en su casa, teniendo cuidado de no mojar o humedecer los puntos de sutura durante 1 semana (cuidado con los baños), debiendo lavarse con esponja húmeda.
Se espera recuperar la actividad normal en 2 a 3 semanas.

btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"A mi hijo le falta un testículo".
Esta aseveración puede ser mala interpretación de los hechos o una realidad que necesita ser evaluada cuidadosamente por el cirujano pediatra, ya que si no se trata a tiempo puede presentarse daño y hasta pérdida del testículo.
Aunque puede faltar el testículo, lo más común es que sí exista, pero que por razones muchas veces desconocidas no haya descendido naturalmente al escroto (bolsa escrotal) durante la formación del feto, lo que se conoce como testículo no descendido (criptorquidia).
El pediatra, durante la revisión del niño, puede detectar si la gónada (testículo) se encuentra en la ingle, arriba del escroto (bolsa) o no se puede tocar.
 
Si mi hijo tiene el testículo en la ingle, ¿qué debo hacer?
Dado que durante el primer año de vida el testículo puede bajar a su sitio normal, sólo debe ser revisado periódicamente por un pediatra en esta edad.
 
¿Qué pasa si después del año de edad no le ha bajado el testículo?
Debido a que el testículo se encuentra en un sitio donde la temperatura es mayor a la del escroto, a partir de esta edad empieza a dañarse el testículo, deja de crecer e incluso se atrofia (desaparece), es por ello que si no desciende naturalmente a los dos años de vida debe realizarse una operación para lograr el descenso completo al escroto, esa operación se llama orquidopexia y entre más alto se encuentre el testículo es más complicado lograr el descenso.
 
¿Qué pasa si no se opera y el testículo se queda arriba?
Además de dejar de crecer, el testículo es más propenso a dañarse por golpes si se encuentra fuera de su sitio normal, si el niño tiene más de 10 años de edad y no se ha operado tiene posibilidad de desarrollar un tumor canceroso y por último el testículo no descendido puede tener un efecto dañino sobre el otro testículo (el "normal") y dañarlo probablemente en su función reproductora, ocasionando dificultades para poder tener hijos en el futuro (infertilidad).
 
Si tengo un hijo con el testículo no descendido, ¿es mejor operarlo antes del año?
No, porque por un lado no hay aún daño del testículo sino hasta después del año y medio, y por otro lado algunos testículos descienden espontáneamente durante ese año y medio, y en esos casos se puede evitar la operación.
 
¿Qué son testículos retráctiles?
Son aquellos testículos que se encuentran en la ingle pero el médico fácilmente puede bajarlos hasta el escroto, sin embargo vuelven a subir a la ingle de inmediato. En estos casos no requieren tratamiento quirúrgico pero deben ser evaluados periódicamente por el especialista, ya que de acuerdo a la evolución puede requerir algún tratamiento especializado.
 
¿Qué hacer si mi hijo tiene testículos retráctiles?
En estos casos es cuando el cirujano pediatra o el endocrinólogo pueden indicar un tratamiento con inyecciones de hormonas, ya que ese tratamiento puede lograr que estos testículos desciendan al escroto; sin embargo, debido a que este tratamiento puede tener muchos otros efectos en el cuerpo es imprescindible que se lleve a cabo por los especialistas mencionados. Si a pesar del tratamiento hormonal los testículos permanecen la mayor parte del tiempo en la región inguinal, el cirujano pediatra debe evaluar la posibilidad de que requiera la operación para descenderlo (orquidopexia).
¿Qué debe hacerse si al nacer no se encuentra ninguno de los dos testículos en el escroto?
Este caso en especial debe ser evaluado en forma muy temprana (endocrinólogo, pediatra, genetista), ya que si bien puede tratarse sólo de falta del descenso testicular, también puede ser una enfermedad más compleja, especialmente si se acompaña de falo (pene) pequeño.

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HIPOSPADIAS

El hipospadias es una malformación congénita que afecta entre 2 y 8 varones de cada mil recién nacidos.
Consiste en la ausencia de un segmento de la uretra distal de longitud variable de manera que el meato uretral del niño puede situarse en cualquier punto entre las proximidades del ano y el vértice del glande que es su lugar teórico.
Esta ausencia de uretra puede determinar la presencia de un tejido fibroso denominado "chorda" que incurva el pene.
El tratamiento del hipospadias es siempre quirúrgico.
Aproximadamente le 20% de los niños con hipospadias presentan otras anomalías asociadas de diversa localización. Dentro de estas, las más frecuentes se sitúan en el aparato urológico, pero pueden ser de cualquier otro aparato o sistema: cardiacas, oro faciales, óseas, digestivas, etc. ..
Los hipospadias se clasifican de acuerdo a la posición del meato del niño, estableciéndose 3 grandes grupos: anterior (meato situado en el glande o en el surco próximo), medio (meato a nivel del cuerpo del pene) y posterior (peno escrotal o perineal).

Hoy se admite que la corrección quirúrgica de un hipospadias debe estar finalizada antes de que se inicie la edad escolar. Por tanto el tratamiento debe ser precoz, antes de que el niño establezca su patrón corporal definitivo. La elección de la técnica quirúrgica más adecuada dependerá del tipo de hipospadias y de la experiencia del cirujano. El número de técnicas disponibles es casi tan amplio como los tipos de hipospadias.

Los objetivos a satisfacer mediante el tratamiento quirúrgico en todos los enfermos son:

  • permitir una erección normal, sin incurvaciones del glande.
  • situar el meato uretral lo más distal posible, o sea, en el vértice del glande.
  • evitar estrecheces y defectos de calibre que dificulten el flujo de orina.
  • si es preciso utilizar colgajos cutáneos o injertos, evitar la presencia de piel en ellos.
  • evitar la formación de fistulas en el trayecto de la orina.
  • conseguir un pene lo más estático que sea posible y a la menor edad.
  • procurar una corrección definitiva en el menor número de intervenciones posibles.
Las complicaciones postoperatorias varían desde la formación de hematomas con o sin infección de las suturas, a la persistencia de las incurvaciones o la formación de fístulas o estenosis. Lógicamente las dificultades derivadas de la posición del meato condicionarán aquellas.

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los quistes tiroglosos son restos del desarrollo embrionario del tiroides que se sitúan en la línea media de la región anterior del cuello en cualquier punto entre la base de la lengua y la glándula tiroides. Son las lesiones congénitas más frecuentes del cuello.

Aunque por su origen congénito están presentes desde el nacimiento, pueden manifestarse a cualquier edad, pudiendo incluso ser un hallazgo casual durante una exploración rutinaria. Clásicamente se detectan cuando por su progresivo crecimiento se hacen visibles y palpables en el cuello, o lo que es más frecuente, cuando se infectan.

De forma espontanea o como consecuencia de uno o mas procesos infecciosos el quiste puede abrirse a la piel y transformarse en una fistula tiroglosa, que se caracteriza por la expulsión continua (drenaje) de un material mucoso o seropurulento que al secarse forma pequeñas costras blanco amarillentas alrededor del orificio fistuloso. Esta formación de fistulas también puede deberse a una cirugía incompleta.

El diagnóstico de estos quistes es fundamentalmente clínico: las características del quiste a la palpación (elasticidad, consistencia, movilidad, adhesión a los tejidos vecinos, etc.), su localización, y el hecho de que se desplaza con los movimientos de la lengua, hacen el diagnóstico casi seguro. En ocasiones la sospecha clínica se confirma con una ecografía de la región del cuello que puede apoyar la sospecha clínica. Algunos autores sugieren la punción aspiración con aguja fina y el posterior estudio histológico para confirmar el diagnóstico, pero esto no suele ser necesario y puede aumentar el riesgo de infección del quiste. Si es recomendable realizar con anterioridad al tratamiento definitivo una Gammagrafía cervical tiroidea, pues se han descrito casos en los que el quiste era el único tejido tiroideo funcional; dato este fundamental para los cuidados del postoperatorio.

El tratamiento de estos niños es siempre quirúrgico y comprende la extirpación del quiste y de su trayecto hasta la base de la lengua. Es importante recordar que este trayecto tirogloso atraviesa siempre el cuerpo del hueso hioides (situado en la base de la lengua) por lo que para que el tratamiento sea definitivo es preciso seccionar este hueso y quitar su segmento central.

Esta intervención quirúrgica se realiza bajo anestesia general y debe realizarse si es posible antes de que comiencen las infecciones del quiste, no siendo la edad del niño un factor limitante.

Las complicaciones de la intervención son escasas siendo la mas frecuente la recidiva del quiste por no extirpar el mismo de modo completo (incluyendo un fragmento del cuerpo del hueso hioides). No se requieren en general cuidados intensivos postoperatorios, y el alta hospitalaria suele tener lugar a las 24 horas de la intervención.

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es una de las cirugías mas realizadas en los niños, y se practica con alguna frecuencia en los adultos.

 
¿PARA QUE SIRVEN LAS AMIGDALAS Y LAS ADENOIDES?
Esta compuesto de un tejido similar a los ganglios linfáticos. Este tejido forma un anillo en la pared posterior de la faringe. En la parte superior por detrás del paladar están las adenoides, y no pueden verse a simple vista. Las amígdalas se encuentran a lado y lado en la parte posterior de la garganta. Están localizadas en la entrada del aparato respiratorio tanto a nivel de la nariz como de la garganta donde se ponen en contacto con virus y bacterias y ayudan a formar anticuerpos contra ellos, formando parte del sistema inmune. Esta función es importante en los primeros años de la vida, pero al crecer los niños pierde importancia. Ahora se sabe que las adenoides y las amígdalas no son necesarias después de los tres años, y que al extraerlas no se va a presentar déficit en la inmunidad. La creencia popular de que las amígdalas y adenoides sirven de filtro de bacterias al respirar o al tragar no es cierta.
 
¿CUALES SON LAS PRINCIPALES AFECCIONES DE LAS AMIGDALAS Y LAS ADENOIDES?
Las infecciones recurrentes son el principal problema en niños, producen dolor e hinchazón lo cual impide tragar y respirar. En los adultos la amigdalitis crónica, la formación de abscesos peri amigdalinos, y la presencia de criptas con formación de "amigdalitos" de color blanquecino que producen mal aliento. Pueden existir tumores en las amígdalas pero son raros.
 
¿CUANDO DEBERIA CONSULTAR AL MEDICO?
Se debe asistir cuando se encuentren los siguientes síntomas: dolor de garganta, fiebre, escalofríos, mal aliento, obstrucción nasal y goteo retro nasal, ronquido y trastornos del sueño.
 
¿QUE HACE SU MEDICO?
El médico hace una historia clínica de los síntomas de oídos nariz y garganta y cuello, un examen físico, para lo cual puede usar espejos especiales o un endoscopio flexible, y puede palpar si los ganglios del cuello están aumentados de tamaño Los cultivos pueden ayudar a diagnosticar infecciones especialmente el Estreptococo. Estos cultivos serán tomados de acuerdo al criterio de su médico. Las radiografías de cavum faríngeo ayudaran a determinar la forma y el tamaño de las adenoides.
 
¿QUE TRATAMIENTOS EXISTEN?

Las infecciones de la garganta son tratadas con antibióticos inicialmente. La extracción de amígdalas o adenoides se recomienda cuando hay infecciones a repetición, o cuando hay obstrucción respiratoria secundaria a aumento de volumen de estas. La obstrucción lleva a trastornos del sueño y apnea, lo cual produce somnolencia en el día a los adultos e irritabilidad en los niños. La obstrucción en niños lleva a malformaciones del tercio medio de la cara y mala alineación de los dientes. Las infecciones de adenoides o amígdalas pueden afectar órganos vecinos y llevar a infecciones del oído medio. En adultos la posibilidad de un tumor puede llevar a una cirugía de amígdalas o adenoides.

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
Una operación en los primeros meses La hipertrofia congénita del píloro, también conocida como estenosis pilórica o estenosis pilórica hipertrófica, es una de las causas más comunes por las que se opera a un bebé en los primeros seis meses de la vida.
 
¿Qué es el píloro?

Quiero recordar que el píloro es la unión del estómago con el intestino delgado. La frecuencia de esta enfermedad varía desde 1 en 250 a 1000 recién nacidos, dependiendo de la zona geográfica, pero se ha visto que estas cifras tienden a incrementarse. En los niños y en el primero.

Los niños son de 4 a 8 veces más afectados por la enfermedad que las niñas, es más frecuente en el primogénito y también en la raza blanca, menos común en los negros y rara en los orientales. Cuando hay antecedentes de la enfermedad en los padres, sus hijos tienen mayor riesgo de padecerla. Aunque se desconoce con precisión su causa, hay algunas evidencias que sugieren que es una condición adquirida.En los recién nacidos. Los autores de este estudio concluyeron que la eritromicina puede tener que ver en la causa de la hipertrofia pilórica en estos casos.

 
¿Cómo se manifiesta y cuando se debe sospechar?
Las manifestaciones de la enfermedad comienzan aproximadamente a las 3 semanas de vida, pero pueden ocurrir en cualquier momento desde el nacimiento hasta los 5 meses de edad. En el inicio se manifiesta como regurgitación de alimento que aumenta hasta convertirse en vomito que no tiene contenido biliar y que, característicamente, es en forma de proyectil, esto es, que se expulsa con fuerza. Estos vómitos llevan al niño a la deshidratación, pues se pierden sales y electrolitos como el cloro y el potasio; después de vomitar, el bebé se ve hambriento y ávido de succionar. Al explorar al niño, le palpamos la llamada oliva pilórica, que es una pequeña masa en el abdomen superior y que se presenta en casi el 90% de los casos. Debemos explorar al bebé cuando se encuentra calmado para relajar el abdomen y poder palpar con facilidad la oliva, si es que se presenta. El palpar la masa u oliva pilórica es confirmativo del diagnóstico.
Cuidado con confundir con otras causas. Hay que recordar que existen otras causas de vómitos en estas edades como la enfermedad por reflujo, la hernia hiatal y la acalasia entre otras.

Ayuda del laboratorio. Cuando el diagnóstico es muy sospechoso de estenosis pilórica, pero no logramos palpar la oliva pilórica, usamos los estudios por imagen. Tradicionalmente, la serie gastroduodenal con medio de contraste era el estudio inicial, sin embargo actualmente, la ultrasonografía es el estudio de elección. El ultrasonido nos demuestra un engrosamiento del musculo pilórico de más de 4 Mm. y una longitud mayor de 16 Mm.

¿Cuál es el tratamiento definitivo?

Una vez diagnosticado el problema hay que hospitalizar al bebé para corregir su estado de hidratación y llevarlo a cirugía en buenas condiciones.

El tratamiento quirúrgico que se llama pilorotomía, y se puede llevar a cabo tanto por cirugía laparoscópica como por medio de una incisión transversal pequeña de inmediato cura la obstrucción del estómago y el pronóstico después de la cirugía es excelente, pero el éxito depende en gran parte de un diagnóstico oportuno para no permitir que el niño se llegue a deshidratar, lo cual pone en peligro su vida.

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENFERMEDAD POR REFLUJO GASTROESOFAGICO

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es hoy considerado normal en todos los lactantes, siendo patológico únicamente cuando la frecuencia de los episodios de reflujo está aumentada en comparación con los niños asintomáticos y da lugar a dificultad para la ganancia adecuada de peso u otros síntomas.
Los síntomas clínicos principales son la presencia de vómitos, la esofagitis y los síntomas respiratorios.
Los vómitos son el síntoma más común en los lactantes que presentan RGE. Puede producirse en cualquier momento del día o la noche y se caracteriza por realizarse sin esfuerzo. Se frecuencia e intensidad pueden ser la causa de una inadecuada ganancia de peso y puede provocar problemas psicosociales. Cuando son frecuentes (patológicos) causan esofagitis por lo que el lactante se mostrar irritable, con alteración de los ciclos del sueño, y rechazo del alimento por dolor retroesternal durante la ingesta (pirosis característica de los niños mayores y adultos). Esta inflamación del esófago puede ser causa de estenosis en el mismo, e incluso de la formación de úlceras con potencial de malignización (úlcera de Barret).
Los síntomas respiratorios son secundarios a la aspiración del alimento regurgitado o vomitado dando lugar a neumonías de repetición, asma e incluso apneas (pausas respiratorias).
Otros síntomas menos graves incluyen hipo frecuente e incómodo, tos, ronquido, opistótonos, movimientos distónicos, hipotonía, y menos frecuente, retraso motor, convulsiones y arritmias.
Con la sospecha clínica puede solicitarse un estudio radiológico con contraste de esófago, estómago y duodeno, pero el resultado no se considera definitivo. Más útiles son la esofagoscopia y la monitorización del pH esofágico que nos indican la severidad y el riesgo del reflujo.
Cuando fracasa el tratamiento médico está indicado el tratamiento quirúrgico que en nuestros días debe realizarse como primera elección por vía laparoscópica por sus numerosas ventajas: menos secuelas, mejor visión de la zona a reparar, menor estancia hospitalaria, menor índice de complicaciones, etc. Las complicaciones postquirúrgicas son poco frecuentes e incluyen la recidiva del RGE (menos del 2% de los niños intervenidos), la aparición de diarreas transitorias por traumatismo sobre el nervio vago y la dificultad para el vómito que desaparece espontáneamente.

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ATRESIAS DE TUBO DIGESTIVO

En los bebés con atresia esofágica el esófago no se conecta al estómago. Simplemente termina en forma de bolsa, por lo tanto, nada de lo que el bebé traga (pasa a través de la boca) llega al estómago.
 
¿Qué es una fistula traqueo esofágica?
Una fistula es una comunicación entre dos tubos. El tubo para respirar que conecta la nariz y la boca con los pulmones se llama tráquea. El tubo para tragar es el esófago. El tubo para respirar y el tubo para tragar supuestamente no deben estar comunicados. Pero cuando un niño tiene una fistula traqueo esofágica la fistula comunica ambos tubos. Esto significa que la comida o leche en el estómago puede llegar hasta los pulmones. Esto puede causar problemas respiratorios e inclusive neumonía.
 
¿Qué causa la atresia y la fístula?
No sabemos realmente qué causa estos problemas. Cuando el esófago y la tráquea se forman en el embrión comienzan a partir de la misma parte de tejido. Algunas veces los tubos no se desarrollan bien. No pensamos que estos problemas sean heredados.
 
¿Estos problemas son comunes?
Cerca de 1 de 4.000 bebés tiene uno o ambos problemas. Generalmente ocurren al tiempo. Pero algunas veces el bebé tiene atresia sin fístula.
 
¿Cómo sabe el médico que esto es lo que le pasa a mi bebé?
La mayoría de bebés con esta condición tienen problemas con la alimentación enseguida. Pueden regurgitar mucho o tener abundante moco espumoso en la boca. Si su bebé tiene una fístula le puede costar trabajo respirar. Si su médico piensa que su bebé tiene una de estas condiciones una radiografía le puede ayudar a hacer el diagnóstico.
 
¿Cómo se corrige este problema?
Su bebé va a necesitar cirugía para corregir el problema. Primero, el tubo para tragar debe conectarse con el estómago. Luego, si hay una fístula conectando el esófago con la tráquea, ésta debe cerrarse. El médico de su niño decidir cuando hacer la cirugía. Si el bebé no es prematuro y no tiene ningún otro problema (como neumonía o defectos de nacimiento) la cirugía usualmente puede hacerse a los pocos días de nacer.
 
¿Cuanto tiempo va a estar enfermo mi bebé?
En casos no complicados, su bebé puede estar comiendo a la semana de haber sido operado. Mientras tanto, hasta que su bebé pueda tragar leche de pecho o de fórmula, se le alimentar a través de una vena (esto se llama por vía intravenosa, IV) o a través de un tubo que llega al estómago. Antes de comenzar la alimentación regular una radiografía puede chequear que no haya huecos en el lugar que el cirujano cerró.
Sin embargo, si su bebé es prematuro la recuperación puede ser un poquito más larga. Otro factor es qué tan complicada sea la operación. Si la cirugía es más difícil le tomará unos pocos días más a su bebé para recuperarse. Su bebé permanecerá en el hospital durante este tiempo.
 
 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ATRESIA INTESTINAL

¿Qué es una atresia intestinal?

Una atresia intestinal (la ausencia de una abertura normal) es la falta de formación completa de una porción del conducto intestinal. Sucede con mayor frecuencia en el íleon (parte inferior del intestino delgado). También puede ocurrir en el duodeno (la parte del intestino en la cual se vacía el estómago), el yeyuno (la segunda parte del intestino que va desde el duodeno al íleon), o en el colon (el intestino grueso). El diagnóstico se puede hacer mediante un ultrasonido durante el embarazo o puede observarse durante el primer o segundo día de vida. Aparece un aumento de distensión abdominal (inflamación), el infante no evacúa las heces (defeca) y, por último, vomita las comidas. No se conoce la causa de la atresia intestinal.

¿Cuáles son los tipos de atresia intestinal?

Se puede diagnosticar la atresia duodenal durante el embarazo. Después de nacer, el infante muy pronto comienza a vomitar. Por lo general, una radiografía del abdomen diagnostica el problema. Casi un tercio de los bebés con atresia duodenal tienen el síndrome de Down.

atresia1.gif (2985 bytes)

atresia2.gif (2934 bytes)

Diagrama mostrando un estómago e intestinos normales.

Diagramas de dos tipos de atresia duodenal. En cada diagrama:
1 = estómago, 2 = la parte del duodeno antes de la atresia, 3 = el sitio de la atresia, y 4 = la parte del duodeno después de la atresia. Observe que la parte del duodeno antes de la atresia está dilatado y la parte del duodeno después de la atresia es estrech
a.

Las atresias también pueden ocurrir en el yeyuno y el ileon. Hay diferentes tipos de atresias del yeyuno y el ileon: abarcan desde una área pequeña de obstrucción o membrana hasta la ausencia de secciones grandes de los intestinos.

IntesAtresia1.gif (3692 bytes)

IntesAtresia2.gif (4071 bytes)

IntesAtresia3.gif (3165 bytes)

IntesAtresia4.gif (4297 bytes)

IntesAtresia5.gif (3560 bytes)

Atresia intestinal: membrana mucosa

Atresia intestinal:
cordón fibroso

Atresia intestinal:
defecto de vacío mesentérico

Atresia intestinal:
deformidad de tipo "corteza de manzana"

Áreas múltiples de atresia intestinal

¿Cómo se trata la atresia intestinal?
Se extirpa la atresia intestinal y se hace una anastomosis primaria (unión quirúrgica del intestino). Algunas veces es necesario crear una colostomía (Derivar el intestino grueso hacia la pared abdominal). El bebé puede permanecer en el hospital por más de uno a dos meses dependiendo del tipo de atresia. El cirujano pediátrica tendrá mucho gusto en contestar cualquier pregunta que usted tenga relacionada con la cirugía de su niño.

 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se cree que su origen es hormonal y se presentan con más frecuencia en la adolescencia.
Los ovarios son dos órganos que forman parte del sistema reproductor femenino, se localizan en la parte baja de vientre a ambos lados de la matriz o útero, en donde las trompas de Falopio terminan en forma de embudo.
Cuando una niña nace sus ovarios contienen alrededor de 2 millones de óvulos que se van perdiendo paulatinamente, de tal forma que en la pubertad quedan 500 mil más o menos y de ellos sólo 400 a 500 van a madurar y muy pocos de ellos van a originar una nueva vida.
Al inicio del ciclo menstrual, es decir en los primeros días de la menstruación, crecen varios folículos y a mediados del ciclo menstrual se lleva a cabo la ovulación, o sea el proceso por el cual el folículo se llena de líquido y se rompe dejando salir al óvulo que es capturado por la trompa de Falopio. Por lo general, un sólo óvulo va a desprenderse cada mes y será alternando los ovarios.
Lo que queda del folículo se convierte en una pequeña glándula de color amarillo que produce una hormona llamada progesterona, que actuará de diversas formas en caso de desarrollarse un embarazo. A este proceso se le llama ovulación y sucede más o menos entre los 12 y 16 días del inicio de cada periodo menstrual, regla o menstruación.
Sin embargo, en algunos casos esto no es así, el folículo aumenta su tamaño más de lo habitual sin involucionar desarrollándose el quiste. Como habitualmente se trata de folículos, que sólo poseen una exagerada cantidad de líquido en su interior, es que muchos los denominan “quistes funcionales” capaces de producir mayor cantidad de hormonas femeninas que pueden repercutir en todo el organismo.
No se conoce bien el origen de los quistes, se piensa que es hormonal y son muy frecuentes en mujeres en edad reproductiva y que en general son sexualmente activas. Se presentan con mayor incidencia durante la adolescencia cuando el sistema reproductor no ha alcanzado la madurez.
La mayoría de los quistes cursan sin sintomatología y algunos se resuelven solos. Otros se retiran por medio de cirugía cuando están causando demasiados problemas, pero en todos los casos es necesario el diagnóstico adecuado para descartar otro tipo de problemas como tumores cancerosos o embarazos ectópicos.
Entre los síntomas que suelen presentarse cuando hay algún quiste y no en todas las ocasiones, están:
Hinchazón o distensión abdominal.
Dolor pélvico, en la parte baja de vientre, que suele ser constante, durante el movimiento o poco después del inicio o finalización de la menstruación.
Hemorragias vaginales fuera del ciclo menstrual.
Prolongación o reducción del ciclo menstrual.
Ausencia del ciclo menstrual.
Retención de orina y dificultad para evacuar.
Aumento de flujo.
Presencia de bolitas a los lados de las piernas.
En casos más graves pueden ser causa de esterilidad y de trastornos circulatorios.
También se asocian a sensación de pesadez o tensión en el abdomen, dolor durante las relaciones sexuales y alteración del ritmo evacuatorio
Muchos de estos quistes producen anormales cantidades de hormonas manifestándose con sangrados menstruales irregulares o que aparecen fuera de la menstruación e incremento del vello
Es importante tener presente las complicaciones que pueden presentar éstos quistes, como su torsión, manifestándose con dolor abdominal intenso y vómitos, en estos casos se requiere de una intervención quirúrgica inmediata.
 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La apendicitis aguda es la urgencia quirúrgica abdominal más frecuente de la infancia pudiendo presentarse a cualquier edad, aunque es más frecuente entre los 6 y los 10 años y excepcional antes de los 2 años.
El apéndice es un segmento de intestino situado en el ciego, próximo a la unión entre el intestino delgado y el grueso y que se caracteriza por ser un fondo de saco. La obstrucción de la luz apendicular, por un apendicolito, por parásitos o por cualquier otra causa, condiciona el sobre crecimiento de los gérmenes en el interior de este segmento intestinal, lo que en unas pocas horas determina la invasión de la pared apendicular por aquellos y finalmente su perforación dando lugar a una peritonitis (infección grave por diseminación de los gérmenes en el interior del abdomen). En general el tiempo necesario para transformar una apendicitis aguda en una peritonitis se sitúa entre 36 y 48 horas desde la aparición de los síntomas.
La clínica típica se caracteriza por dolor abdominal que inicialmente se refiere al epigastrio (boca del estómago) y en pocas horas se desplaza a la fosa iliaca derecha (lado derecho del abdomen por debajo del ombligo); es un dolor continuo y progresivo. Más de la mitad de los niños presentan vómitos que pueden ser biliosos.
Generalmente existe una elevación de la temperatura sin alcanzar los 38ºC. Otros síntomas menores incluyen anorexia (pérdida de apetito), nauseas, estreñimiento, tenesmo rectal (deseo de defecar sin lograrlo) y menos frecuente diarrea o molestias urinarias.
En los niños esta presentación clínica es más atípica cuanto menor es la edad del enfermo, y en general la variabilidad clínica es mayor que en pacientes adultos.

En la exploración (que es un criterio diagnóstico fundamental, si no el más importante) lo característico es el dolor a la palpación del área apendicular con aparición de defensa muscular inicialmente derecha y luego generalizada (riesgo de peritonitis). La irritación del peritoneo es otro dato importante.

Las exploraciones complementarias incluyen tradicionalmente la analítica de sangre (mostrará aumento del número de leucocitos con predominio de las formas polimorfo nucleares) y la radiografía simple de abdomen. En los últimos años se utiliza en ocasiones la ecografía abdominal como un método auxiliar diagnóstico que no debe considerarse definitivo, pero si muy útil para valorar otras patologías abdominales distintas de la apendicitis aguda como por ejemplo la patología ovárica.
 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESPLENECTOMIA

Definición:
La cirugía se requiere para extraer un bazo enfermo o lesionado.
 
Descripción:
En personas sanas, el bazo juega un papel importante en la inmunización contra infecciones bacterianas. Este órgano se localiza en el área superior del lado izquierdo del abdomen, justo por debajo del diafragma y generalmente tiene adherencias al estómago, el riñón izquierdo y el colon.
Si la cirugía es electiva (planeada) y no un caso de emergencia, el médico suministrará vacunas contra ciertas bacterias antes de extirpar el bazo, pero si se debe a una emergencia, las vacunas se aplican después del procedimiento.
La extirpación del bazo se lleva a cabo con el paciente bajo anestesia general. El cirujano hace una incisión en el abdomen, ubica el bazo y lo separa de sus adherencias a los órganos circundantes. Luego, el cirujano divide el suministro de sangre hacia el bazo, retira éste del abdomen y después de una cuidadosa vigilancia del sangrado, cierra la incisión abdominal.
Algunos pacientes pueden someterse a una cirugía laparoscópica (también conocida como cirugía "telescópica" o de "ojo de cerradura") para extirpar el bazo y es un procedimiento que se hace con varias incisiones diminutas, en lugar de una incisión grande. Sin embargo, este procedimiento no es adecuado para algunos pacientes, aunque la recuperación generalmente es más rápida.
 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CIRUGIA DE TORAX

 
 
La Cirugía de Tórax es una subespecialidad que se encarga del estudio y tratamiento quirúrgico de las enfermedades que comprometen el pulmón, la pleura, la tráquea y los bronquios, el timo, el mediastino y las estructuras de la pared torácica.
Su objetivo es entonces la atención integral de pacientes con enfermedad de estos órganos y que dentro de su evaluación o manejo requieran de una intervención quirúrgica.
 btn_regresar.gifRegresar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
¿Cuando hay que sospechar una uropatía en el niño?
Cuando presente una infección de vías urinarias.
Cuando presente falla en el crecimiento y desarrollo.
Fiebre de origen obscuro.
Diagnostico prenatal.
 
FACTORES DEL HUESPED QUE PROTEGEN LAS VÍAS URINARIAS DE INFECCIÓN PROTECTORES:
Transporte de orina no obstruida
Flujo urinario unidireccional
Actividad urotelial antimicrobiana operante
Vaciamiento vesical completo y regular
Resistencia perineal normal
 
POTENCIADORES:
Litiasis en vías urinarias.
Reflujo intrarrenal.
Uropatía obstructiva (sitios de “estenosis” o estrechez en la vía urinaria)
Defensa urotelial defectuosa

EJEMPLOS DE MICCIÓN DESEQUILIBRADA:
vejiga neurogénica
Estreñimiento inflamación
Reflujo vesico-ureteral
Divertículos
Colonización periuretral
Manchado (encopresis)
Inflamación salpullidos, baños con irritantes
Fimosis
 
PATOGENIA DE LA INFECCIÓN DESTRUCTIVA:
Muerte de tejidos.
Invasión
Deformación
Ascenso
Eventos citotóxicos
Prostaglandinas, enzimas lisosómicas
Activación del complemento de los granulocitos y quimiotáxis agregación de granulocitos y fagocitosis.
Infección de parénquima renal
Reflujo intra renal que favorece:
   -colonización de vías superiores
   -facilita el reflujo y altera la peristalsis
   -colonización vesical
   -adherencia uro epitelial
   -colonización fecal por microorganismos virulentos
 
EXAMENES BÁSICOS PARA EL DIAGNÓSTICO:
ULTRASONIDO.
Método no invasivo  con buena calidad de imagen  
-Sirve de “screening” (búsqueda intencionada de patología obstructiva).  
-Económico.  

 

  
AUNQUE EL  ULTRASONIDO  SEA NORMAL SE DEBERÁ DE PEDIR  EL CISTOGRAMA MICCIONAL
 
OTROS EXÁMANES DIAGNOSTICOS
   -Gamagrama renal con: MAG3, DTPA, DMSA
   -Urografía excretora (con diurético )
   -Estudios uro dinámicos.
 
EXÁMENES BÁSICOS PARA EL DIAGNOSTICO:
 
CISTOGRAMA MICCIONAL

URETEROCELE CON DOBLE SISTEMA EN UNA NIÑA

URETEROCELE EN EL NIÑO

REMANENTES MULLERIANOS

REFLUJO VESICO-URETERAL

 

 

TAC vs RESONANCIA
      

      

 
 
 
  ESTUDIOS INVASIVOS
 
CISTOSCOPIA.  Está indicada en pacientes con sospecha de alguna lesión anatómica en uretra o vejiga con fines diagnósticos o terapéuticos.  
 
       
 
PIELOGRAFÍA ASCENDENTE. Está indicada en pacientes que se sospecha uropatía obstructiva y que no queda plenamente demostrada con estudios convencionales.  
 
 
PIELOGRAFÍA PERCUTANEA.  Se utiliza en pacientes que se sospecha estenosis ureteropiélica (UP) y que no se pueda realizar una pielografía ascendente o que se requiera colocación de una derivación temporal.  
 

Control fluoroscópico  
 
PRINCIPALES UROPATÍAS
OBSTRUCTIVAS:
-Estenosis UP.
-Ureteroceles.
-Valvas de uretra posterior.
-Estenosis de la unión uretero vesical (UV).
-Reflujo  vesico-ureteral
-Vejiga neurogénica.
-Vejiga inestable o no neurogénica.

 

btn_regresar.gifRegresar 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTENOSIS UP

La HIDRONEFROSIS es la causa más común (50%)  de anormalidades detectadas prenatalmente por ultrasonido (Saari Keppainem Lancet 1990).
-1 de cada 100 embarazos presentan dilatación urinaria in útero. (Thomas Br J Urol 1990.)
-1 de cada 500 embarazos se cree presentan una anormalidad urológica significativa (Thomas . BR J Urol 1990).
-50% de las dilataciones prenatales son debidas a ESTENOSIS U-P     (URETERO-PIELICA) y existe una predilección del  LADO IZQUIERDO.
-La estenosis U-P bilateral se presenta en el 21-36% (Bernstein J Urol 1988).
 
DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL
-Causas NO OBSTRUCTIVAS.
-Dilatación fisiológica
-Reflujo  vesico-ureteral  14%
-Síndrome de Prune Belly (abdomen en “ciruela pasa”)
-Quistes renales
- Megacalicósis.
 
ETIOLOGÍA DE LA ESTENOSIS UP
Hidronefrosis NO ES SINONIMO  de obstrucción
La causa MAS FRECUENTE de hidronefrosis es la obstrucción de la unión U-P  (uretero-piélica)
CAUSAS ANATÓMICAS
La causa más común es una estenosis intrínseca de la porción proximal del uréter.
Vasos aberrantes o bandas que atrapan al uréter y que van al polo inferior del riñón.
 
IMAGEN DE LA ESTENOSIS U-P.
-Dilatación de la pelvis renal y cálices.
-Atrofia del parénquima.
-Uretero normal o velado.
-Dilatación pre-estenótica  

 

TÉCNICA  QUIRÚRGICA  PARA CORREGIR  LA  ESTENOSIS  UP   

-Pieloplastía desmembrada.
-Los abordajes son: Abierta: lumbotomía   
-Cerrada: ENDOCIRUGIA O CIRUGIA LAPAROSCOPICA DE MINIMA INVASION

 

PIELOPLASTIA  ABIERTA

 
 
-Abordaje: lumbotomía (lateral, anterior o posterior  trans o extra peritoneal)
-Grandes incisiones.
-Mayor estancia hospitalaria.
-Mayor dolor.
 
TÉCNICA EN LA PIELOPLASTIA LAPAROSCÓPICA EN NIÑOS

 
  

Trocares de 2mm y lente de 4mm

PIELOPLASTIA VIDEOASISTIDA POR LAPAROSCOPÍA RETROPERITONEAL  (ENDOCIRUGÍA)

  

-Abordaje: Incisión de 1 cm y otra de 2 mm.
-Menos estancia.
-Menos dolor.
-Mayor costo.  

Reparación de una estenosis UP por endocirugía o laparoscopía en un paciente de 1 mes de edad
 
PIELOPLASTIA POR ENDOCIRUGÍA O CIRUGÍA DE MÍNIMA INVASIÓN.  
           
 
btn_regresar.gifRegresar  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REFLUJO VESICOURETERAL

 
¿QUE ES EL REFLUJO VESICOURETERAL (RVU)?
Es el paso de orina desde la vejiga al riñón. Continúa siendo la anormalidad urológica mas frecuente en edad pediátrica.
 
¿POR QUE SE PRESENTA RVU EN LOS NIÑOS?

Normalmente cuando el uréter llega a la vejiga un segmento del mismo permanece dentro de la pared de la vejiga (uréter intramural) lo que permite que cuando se contrae la vejiga y aumenta la presión intravesical las paredes del uréter se colapsen e impidan el regreso de orina hacia el riñón.
 
¿COMO PODEMOS SOSPECHAR QUE UN NIÑO PRESENTA RVU?

El niño puede presentar infección de vías urinarias (IVU) de repetición, de echo entre el 20 al 40% de los niños con IVU (sobre todo cuando se acompañan de fiebre) presentan RVU.
Otra manifestación clínica será falla en el crecimiento y desarrollo, perdida del apetito, fiebre de origen a determinar, vómitos, etc.
Se sabe que el 1% de los recién nacidos sanos tienen RVU.
Aproximadamente entre el 20 al 30% de los ultrasonidos prenatales con hidronefrosis presentan RVU como causa de esa anomalía.
 
¿COMO SE DIAGNOSTICA EL RVU?

Si un paciente presenta IVU de repetición deberá de pedirse 2 estudios como los iniciales para encontrar la causa de su infección: Ultrasonido de vías urinarias y Cistograma miccional.

El Cistograma miccional es el patrón de oro para el diagnostico de RVU, consiste en pasar una sonda delgada y flexible por la uretra del paciente por donde se pasa una solución radiopaca que permite seguir su trayecto con rayos x.

¿COMOS SE CLASIFICA EL REFLUJO?
 
Grados.

I. Solo hay reflujo sin llegar al riñón, no dilatación.
II. Reflujo al riñón sin dilatación.
III. Reflujo importante que causa dilatación leve.
IV. Reflujo grave que dilata el uréter.
V. Reflujo grave que dilata el uréter y la deforma

 

¿COMO SE TRATA EL RVU?

El tratamiento del RVU puede ser medico (medicamentos) o quirúrgico (Cirugía).
El tratamiento específico será determinado por el cirujano pediatra o el urólogo pediatra basándose en lo siguiente:
La edad del niño, su estado general, su historia medica su forma de presentación clínica etc.
La tolerancia del niño a los medicamentos, la confiabilidad de los padres para dar el medicamento diariamente al niño.
El grado de reflujo que presente.

 
¿COMO SE TRATA QUIRURGICAMENTE EL RVU?
Existen varias técnicas quirúrgicas para su corrección, las cuales pueden ser divididas en abiertas y de MINIMA INVASION

TECNICAS ABIERTAS:  La técnica mas usada en los últimos 20 años sin duda es la técnica de COHEN la cual consiste en realizar una incisión por debajo del ombligo similar a una incisión para cesárea por medio de la cual se llega a la vejiga se abre esta y se corrige el reflujo.
Los inconvenientes de esta técnica son:

1.- Estancia prolongada en el hospital (usualmente 4 a 6 días),
2.- Necesidad de abrir vejiga para su corrección.
3.- Usualmente presentan espasmos vesicales de difícil control.
4.- Hematuria persistente por varios días.
5.- Necesidad de dejar varias sondas de derivación urinaria por varios días.
6.- Incisiones grandes.

TECNICAS DE MINIMA INVASION:

La mas usual es por LAPAROSCOPIA, (Lich Gregoir) sus ventajas son:

1.- Se requieren 3 incisiones de 3-4 mm cada una.
2.- No se abre vejiga.
3.- No se dejan sondas de derivación urinaria, solo una sonda uretral o Foley por 24 horas.
3.- No presentan espasmos vesicales.
4.- No presenta hematuria.
5.- Se dan de alta a las 24 horas de operado.

btn_regresar.gifRegresar 

       
Dr. Israel Alexander León Magaña
CLÍNICA ISLAMED
Calle. Dr. Adolfo Rosado Salas No. 999 entre 85 Av. y 85 Av.Bis
Col. Flores Mgín, C.P. 77670 Cozumel, Quintana Roo, México